Diego García

diegodfgo@yahoo.es

Diego

blog

Diego García

diegodfgo@yahoo.es

Tu blog

Diego García

Diego García

diegodfgo@yahoo.es

lunes, 18 de septiembre de 2017

sábado, 16 de septiembre de 2017

Ni salir ni llegar. Vivir es cambiar


Opinión de JOSÉ LUÍS NUNES MARTINS


No estamos hechos para permanecer en un mismo tiempo. Y el espacio solo es bueno si fuera solo eso: espacio. No un confinamiento, sino un horizonte sin fin.

Cada mañana tenemos que salir a un nuevo día. Un recorrido nuevo que nos llevará un poco más allá, acostándose por la noche con la conciencia de haber hecho algo bueno, a pesar de todo. Pero la vida no será buena si fuese hecha solo de salidas sucesivas.

Debemos soñar y luchar por cumplir nuestros anhelos, sin desesperación ni ansiedad. Constantes y pacientes. A veces, aún sin motivo aparente, de manera que la aventura de nuestra vida parece ajena a la lógica.
La verdad es que la condición humana nos impide llegar y parar. Quedarnos allí, sin soñar con el mañana que es siempre, siempre, un nuevo tiempo y un nuevo espacio. ¡No es una fuga, es un desafío!

No estamos hechos para quedarnos en un mismo tiempo. Y el espacio solo es bueno si fuera solo eso: espacio. No un confinamiento, sino un horizonte sin fin.

Crecemos cada día y nos gusta llegar, cumplir etapas, estar en tiempos nuevos y nuevos lugares. Descansar en un nuevo pedazo del mundo que es nuestro, pero que no conocíamos. No debemos intentar prolongar o llegar. Es necesario asumir nuestra existencia tal como es: un viaje.

No. No se trata de viajar de tierra en tierra, sino de tiempo en tiempo, de momento en momentos, reconociendo que nosotros y los demás cambiamos cada día, queramos o no.

No estoy hecho para vivir sin mañana. La esperanza es una parte de mi, tan esencial como mi cuerpo. A veces, la vida nos proporciona en un solo instante lo que nos negó durante años, incluso a veces nos da tanto que nos desborda... y nuestra felicidad inunda a los otros y la alegría se expande como una luz.

Soy libre, en un mundo donde dependemos unos de otros más de lo que creemos. Todos somos libres, aunque algunos no quieran ir más allá de la salir y llegar.

Lo que hace que sea quien soy es la libertad y el aire por donde puedo y debo colar cada hora. Todos los días de esta vida, que solo es mía si yo elijo ser libre.
Ilustración Carlos Ribeiro

http://rr.sapo.pt/artigo/93406/nem_partir_nem_chegar_viver_e_mudar


viernes, 8 de septiembre de 2017

Todo movimiento no es un paso adelante


Opinión de José Luís Nunes Martins


Hay luces y tinieblas, pero, muchas veces, las sombras son señales de grandes luces detrás de los grandes obstáculos que es necesario vencer.

¡Andamos de un lado para otro, muchas veces al revés, sin llegar a ningún lado. Otras veces, la línea es recta pero el rumbo equivocado!
Otros van con un rumbo cierto, pero perdiéndose en mil desvíos, acaban por no llegar nunca allá.
¡Después hay a quien le gusta andar hacia atrás, siempre con la convicción de que los demás están de regreso!

Antes del primer paso, es necesario ser consciente de la voluntad que nos anima, lo que está a nuestro lado y escuchar bien lo que dicen los que nos respetan y merecen ser escuchados, aquellos que, en la mayor parte de los casos, se expresan con pocas y buenas palabras. Se preocupan por el bien y con nuestro bien, pero o nos proponen el camino sin que antes lo pidamos.

No toda presencia significa respeto, no todo silencio es bueno ni toda palabra busca el entendimiento.

Los caminos de la vida no se repiten. Nadie da dos veces el mismo paso exactamente. Cada momento es un escalón para el siguiente, donde no se puede descansar. Hay luces y tinieblas, pero, muchas veces, las sombras son señales de grandes luces por detrás de los obstáculos que es necesario vencer.

El camino que gira de espaldas a la luz es el de los que quieren ser felices pero no están dispuestos a ir por donde debe ser. Es un camino lleno de gente.

¡El buen camino es el de la luz. Entre las sombras. Ningún paso es en vano, aunque posiblemente no se consiga nada, mas que la dignidad de honrar nuestra vida y su sentido!
Carlos Ribero

http://rr.sapo.pt/artigo/92893/nem_todo_o_movimento_e_um_passo_em_frente

RED+ | FRAY NÉLSON MEDINA



Fray Nelson opina sobre la visita del Papa Francisco.





Homilía del Papa Francisco en la Misa en el Parque Simón Bolívar en Bogotá



El Papa Francisco pronunció una homilía en la Misa que presidió en el Parque Simón Bolívar ante una multitud de fieles en Colombia, a quienes los alentó a no tener miedo de remar mar adentro juntos.







Francisco a los Obispos colombianos - 2017



Extracto del mensaje de Papa Francisco a los obispos desde la residencia arzobispal, jueves 7 de septiembre 2017.  




Discurso del Papa Francisco en Ceremonia de Bienvenida.



Discurso del Papa Francisco en Ceremonia de Bienvenida. Casa de Nariño. Colombia 2017








Discurso del Papa Francisco a los jóvenes colombianos



Discurso del Papa Francisco a los jóvenes colombianos los incentiva a no quedarse quietos ante el dolor del país y los más necesitados. 

sábado, 2 de septiembre de 2017

¿Estará cerca el final?

Opinión de José Luís Nunes Martins


Lo peor de los males que va destruyendo nuestras vidas es el egoísmo. Peor, un egoísmo colectivo en el que todos se copian unos a otros.

Vivimos en un mundo demasiado uniforme, casi monótono. Valoramos aquello que los otros valoran, como si temiésemos usar nuestra cabeza. Hasta conseguimos subordinar nuestros conocimientos a las opiniones ajenas. Cualquier desvío de estas modas es penalizado de forma implacable, tal vez porque nadie quiera admitir que tiene libertad y que la debería usar.

El consumismo nos sujeta a la tristeza de no tener cosas que, en verdad, no sirven para nada, presentándose como una solución para esa misma inquietud. Muchos aún resisten, más por la falta de recursos que les permita encontrar mejores alternativas, que por convicción.

El profeta, más que saber el futuro, es el que es capaz de decir la verdad. Muchos anuncian el fin de los tiempos, pero no gozan de mucho crédito. Por último son personas extrañas que vienen a traernos desasosiego, despertando en nosotros el miedo más profundo: el de ser confrontados con nosotros mismos, tal como elegimos ser. Es más confortable juzgar que no somos así tan irresponsables... es más fácil negar la evidencia de que el fin está próximo.

El mal es relativizado en función de la distancia, siendo mayor cuanto más cerca estuviera de nosotros. Si, lejos de nuestra casa, diez millones de seres inocentes estuvieran sufriendo una injusticia por culpa de un tirano cualquiera, sentimos que eso poco o nada tiene que ver con nosotros. Pero si nos duele un diente, entonces sí, ya se trata de una tragedia que revela cuan injusto y condenable es el mundo.

El peor de los males que va destruyendo nuestras vidas es el egoísmo. Peor todavía, un egoísmo colectivo en el cual todos se copian unos a otros.

El fin del mundo está próximo. No solo el del mundo de todos nosotros, sino el de cada uno de nosotros.

La muerte es un mal. Nadie nace ara morir. Pero morimos. Nacemos para vivir y ser felices, pero hay muchos que pasan el tiempo arrastrándose entre medos y cenizas de sueños que no fueron capaces de realizar.

Nunca como hoy hemos estado tan cerca del final. Pero la razón exige que pensemos que este mundo no es toda la existencia. El amor vence a la muerte, quiebra todas las barreras -así sea verdadero. El amor es el único camino por encima de todos los abismos, pero es un puente que tiene que ser construido con nuestras propis manos.

¿Qué  está próximo?

¿De quién está próximo?
Ilustración Carlos Ribero

http://rr.sapo.pt/artigo/92393/sera_que_o_fim_esta_proximo


martes, 29 de agosto de 2017

La oscura alianza entre las organizaciones ecologistas y abortistas



Vínculo actualizado: “Conozca el vínculo entre las organizaciones ambientales y las organizaciones abortistas, y como trabajan en contra para asesinar a seres humanos no nacidos como medio de control poblacional. 








sábado, 26 de agosto de 2017

Antipapistas Catolicos



Que tal esto, que creen ...











Los imprudentes nunca tienen paz




OPINIÓN DE JOSÉ LUÍS NUNES MARTINS


 “Nadie nace bueno. Que seamos buenos es el resultado de una lucha constante, donde al enemigo le basta un desequilibrio para que aquello que ha llevado años construir se destruya en una sola noche.”

Hoy se prefiere el exceso. Se recurre a la exageración como si fuera bueno y la moderación se considera una flaqueza cobarde de quien es incapaz de ir más allá de sus límites. 

Los extremos nunca fueron buenos, ni la imprudencia fue alguna vez un medio eficaz de llegar a un buen fin.

Ser humano implica encontrar el punto de equilibrio en todo. La armonía es una condición de la felicidad que es la paz. El mal es complejo y radical, engaña por medio de la mentira de las apariencias fugaces y deslumbrantes y no combate con armas semejantes, sino con verdad, sencillez y determinación paciente.

Moderar los apetitos y los deseos es el primer paso de quien busca construir y recorrer el camino seguro.

La inteligencia y la experiencia exigen que seamos prudentes, que hagamos del tiempo un aliado, impidiendo que la prisa o la pereza nos lleven a decidir en el momento equivocado. Lo mismo debemos hacer con el espacio, ni demasiado lejos, al extremo de que no podamos siquiera distinguir los contornos, ni tan próximo que no veamos sino un detalle ínfimo, aislado y perdido de su contexto.

Un árbol crece lentamente, pero seguro. Se eleva a medida que enraíza. Un fuerte tronco une las raíces, que buscan sin cesar las mejores fuentes de alimento, a las ramas, que apuntan al cielo.

Lo invisible es la razón de ser de lo visible.

Los que prefieren el radicalismo no tienen paciencia para comprender que jamás la verdad se dejará abarcar por un ciego de corazón y soberbio de inteligencia.

Hay algo extraño en las voluntades temerarias que sobrepasa los límites. Hay quien se permite todo en nombre de una libertad que en manos de un radical no es un bien, sino un mal. Para sí mismo, para los otros y para el mundo.

Ser prudente no es ser neutro ni quedarse inmóvil, implica decir y actuar en el tiempo exacto. No es para débiles, perezosos o cobardes.

Nadie nace bueno. Ser buenos es el resultado de una lucha constante, en la que al enemigo le basta un desequilibrio para que aquello que ha llevado años construirlo se destruya en una sola noche.

Sólo la prudencia nos puede conducir a la paz que es la felicidad.


Imagen Carlos Ribero
http://rr.sapo.pt/artigo/91884/os_imprudentes_nunca_tem_paz

miércoles, 23 de agosto de 2017

Este es el impacto económico de la visita del Papa Francisco a Colombia



Se prevé según la Conferencia Episcopal de Colombia que la visita del máximo jerarca de la Iglesia Católica impacte positivamente el PIB trimestral de la capital, incrementándolo en 0,4 puntos porcentuales.







sábado, 19 de agosto de 2017

No dependo solo de mí




OPINIÓN DE JOSÉ LUÍS NUNES MARTINS


Necesito tener un espacio propio y reconocer el de los demás. Necesito respetar, ser respetado y respetarme.

Una planta necesita de tierra fértil y de agua, de sol y de mar, de tiempo y de espacio. No consigue desarrollarse por sí sola. Lo mismo ocurre con cada uno de nosotros. La mera esencia de alguien no es suficiente para que se desarrollen todas sus potencialidades.

Necesito de ti para ser yo. Para darme y acogerte. Sin algún otro, diferente de mí, no hay amor y, sin amor, no hay vida personal.

Somos cuerpo, razón, corazón y espíritu. Estas dimensiones dependen unas de las otras y cada una de ellas resulta también de la influencia del mundo que nos rodea.

Necesito de agua y alimento para mi cuerpo. Vivo en un cuerpo y necesito su bienestar y salud.

Necesito el mundo, fe y amor dentro de mí. Los sustentos de mi razón, de mi espíritu y de mi corazón.



El intento de una independencia total es, en este contexto, un egoísmo sin sentido, ya que no es siquiera posible una autonomía, a no ser de palabra en los que creen ser quienes no son.

No podemos todos ser todo. Somos diferentes y tenemos contextos diferentes. Ahí está la raíz de nuestra individualidad.

Lo que soy depende del equilibrio entre mi interior y todo lo que está a mi alrededor.

Necesito crecer, querer ser más, Corregirme y, tal como una planta, abrir los brazos y llegar más cerca del cielo… llegar a ser uno, diferente y auténtico.


Ilustración Carlos Ribero

martes, 15 de agosto de 2017

La locura del orgullo gay



Esto del orgullo gay se ha vuelto toda una locura y está completamente fuera de control. en España, por ejemplo, los líderes de cada partido hicieron competencia entre si a ver quién salía más sonriente en la foto. 






domingo, 13 de agosto de 2017

El comunismo y el sarampión

P. Gonçalo Portocarrero de Almada


El comunismo tiene todas las características de las enfermedades: tiene síntomas específicos, provoca reacciones alérgicas, suele ser incurable, y genéticamente transmisible y terriblemente mortal.

La salud es un estado precario que no presagia nada bueno, porque se pierde cuando se enferma. Lo que sea una enfermedad no es fácil decir y, por eso, la comunidad científica no es unánime a este particular. Algunos comportamientos, como zurdo, fueron tenidos por anormales y después dejaron de serlo; hubo enfermedades que, entre tanto, se han extinguido, como parece ser el caso de la peste bubónica; y otras patologías solo fueron diagnosticadas a finales del siglo XX, como el síndrome de Asperger.

Sin querer meter la hoz (¡y nunca mejor dicho!) en cosecha ajena, temo que el comunismo pueda ser en breve reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como enfermedad. En plena ‘silly season’, la propuesta puede parecer disparatada, pero la verdad es que el comunismo reúne todas las condiciones de las fiebres: tiene síntomas específicos, provoca reacciones alérgicas, suele ser incurable, genéticamente transmisible y terriblemente mortal.

Al nivel de los síntomas epidérmicos, esta grave deficiencia se parece mucho al sarampión: los que lo padecen se ponen también, como se suele decir, ¡rojos!

Provoca, en general, una reacción alérgica a las religiones, mórbidas expresiones de la alienación popular (en último término, ¡qué es una beata sino un toxicómano dependiente del ‘opio del pueblo’?!). Este enfermizo efecto sólo se consigue eliminar por la prohibición de creencias, como sucede en Corea del Norte y en China, donde los fieles son perseguidos y exterminados.

Otra alergia que provoca esta nueva enfermedad es la homofobia, como lo prueban la historia y práctica del Partido Comunista Portugués: algunos militantes fueron, por este motivo, expulsados del partido y a los gays no les fue, por esta condición, permitida su adhesión al partido. Como escribía paulo Gaião: “están estudiando a fondo las circunstancias de la expulsión de Júlio Fogaça, que era homosexual, del PCP, donde se pueden haber mezclado cuestiones políticas con cuestiones de homofobia. También está por aclarar la razón por la que PCP anda aún hoy incómodo con el tema dela homosexualidad” (Expresso, 21-1-2013). No se piense que es cosa superada porque muy recientemente el PCP, cuando la Asamblea de la República aprobó un voto de condena de las persecuciones a los homosexuales en Chechenia, se abstuvo (Expresso, 21-4-2017).

Como muestra, ya en 2015, este semanario publicó lo que casi toda la prensa muy púdicamente silenció: dos homosexuales, en plena fiesta del Avante, fueron injuriados, maltratados y ejemplarmente expulsados, a la pura manera estalinista. Siendo así, es claro que, como reza la publicidad, ¡No hay otra fiesta como esta! Curiosamente, no consta que ninguna organización de defensa de los derechos de estas minorías se haya manifestado en Atalaia, o frente a la sede del PCP…

Claro que, si el caso hubiera ocurrido en una institución católica, en una procesión o en una romería religiosa, habría dado mucho que hablar en la prensa, siempre tan atenta a todo lo que pueda servir como arma para atacar contra la iglesia. Pero, como fue en el ‘suelo sagrado’ del PCP – para utilizar la expresión de Henrique Raposo, uno de los pocos cronistas que tuvo el coraje de condenar el incidente – todo quedó en el silencio de los dioses.

En su forma más virulenta, esta enfermedad es incurable. Mientras que la miopía y otras enfermedades tienden a ser menos agresivas con la edad, el cuadro clínico de los comunistas no mejora con el paso del tiempo. Un caso público y que, por eso, puede ser contado sin quiebra del principio deontológico de la confidencialidad médica, es el de Jerónimo, el gran jefe de las pieles rojas que no es por causa del sarampión: no obstante a su provecta edad, la enfermedad no da señales de regresión, aunque hace muchos que la padece horriblemente.

Según estudios científicos fuera de toda sospecha, es muy probable que se trate de una dolencia que se transmite genéticamente: téngase en cuenta la tan “queriducha” dinastía Kim, en Corea del Norte, que ya va la tercera gloriosa generación de queridos líderes y que es una auténtica democracia, según un paciente que, después de varios años en la Asamblea de la República, está ahora interno en la Cámara Municipal de Loures. También los hermanitos bloquistas, retoños de un extremista padre revolucionario, corroboran, a nivel nacional que el comunismo es genéticamente transmisible. Pero la violencia perseguidora y represiva de una encarnizada diputada socialista permite suponer que, también por otras causas, se puede verificar la misma grave intolerancia a la libertad de pensamiento y de expresión.

El comunismo es una dolencia terriblemente letal. Según estadísticas homologadas por la OMS, ya ‘limpió el sarampión’ a cien millones de víctimas: ¡es el cáncer de la democracia, la peste negra de la modernidad! Mata por hambre, con balas y mediante suicidio inducido, profilaxis aplicada, con éxito, a los disidentes e incluso a muchos camaradas de Lenin y Stalin. Otros fueron desterrados a Siberia, cuyas bajas temperaturas son muy saludables, según el saludable principio de que el frío, siberiano o frigorífico, conserva.

El candidato del PSD a la alcaldía de Loures es racista y no tiene perdón, pero los comunistas son inimputables: nunca tienen culpa porque, al final, son enfermitos. Esperemos que, sus correligionarios, no tengan de ellos, por vía de eutanasia, una compasión asesina. Y que, por nuestra rica salud, no sean nunca poder, en cuyo caso nuestro sufrimiento sería verdaderamente terminal.

Moraleja de esta historia inmoral: la razón por la cual políticos, médicos y sicólogos son insultados en las redes sociales, acosados por la prensa y perseguidos por sus asociaciones profesionales, no son sus declaraciones, incluso cuando son polémicas. La razón es otra: no son de izquierdas y, por eso, no tienen derecho a la impunidad, que es exclusiva de la ‘geringonça’. En Portugal, la libertad de pensamiento y de expresión es de hecho un elixir al que solo comunistas, bloquistas y socialistas más rojos tienen derecho. Por razón, precisamente, de este padecimiento. Antes sarampión…

http://observador.pt/opiniao/o-comunismo-e-o-sarampo/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Quieres ser un colaborador de este sitio?

Si quieres ponerse en contacto con el escritor de este blog: diegodfgo@yahoo.es

Si quieres colaborar con un artículo, en esta página en publicar Entre aquí.